Blog

super BEAUTY

Todo sobre las mascarillas faciales

Todo sobre las mascarillas faciales

  • Publicado por Rosa Hernández el Miércoles, 09 de Septiembre de 2015
A la gran mayoría de nosotras nos encanta pasar unos minutos de relax, estiradas en una camilla o en el sofá, con una mascarilla facial puesta… pero, ¿sabes realmente qué son y para qué sirven las mascarillas?

La mascarilla es un tratamiento facial que aporta un efecto inmediato, ya sea de limpieza, luminosidad, hidratación o anti-aging, que puede aplicarse una o dos veces a la semana, según las características y necesidades de nuestra piel.

También suelen utilizarse como un “extra” según necesidades especiales, como pueden ser cambios en el clima o como preparación para una ocasión especial.

¿Qué mascarilla debo utilizar según mi tipo de piel?

- Para pieles grasas se recomienda utilizar mascarillas limpiadoras, desincrustantes o exfoliantes que aporten una limpieza extra a nuestra piel, desobstruyendo el poro y reabsorbiendo el sebo, además de que favorecerán también la renovación celular.

- En el caso de las pieles secas se recomienda el uso de mascarillas hidratantes, generalmente a base de aceites naturales, manteka de karité o ácido hialurónico, que aportarán un extra de hidratación a la piel, dejándola mucho más suave, tersa y devolviendo la luminosidad perdida.

- Para las pieles mixtas existen también mascarillas especiales, pero es recomendable aplicar los dos tipos de mascarillas anteriores en diferentes zonas del rostro: por ejemplo, en la zona T, aplicar una mascarilla para pieles grasas; y en el resto del rostro aplicar una mascarilla hidratante para pieles secas.

- Las pieles maduras también tienen mascarillas adecuadas a su tipología de piel, conteniendo en su fórmula activos anti-aging que favorecerán los efectos de nuestro tratamiento anti-edad habitual.

¿Cómo y cuando debo aplicar la mascarilla?

Cada mascarilla tiene sus propios consejos de utilización, pero en general se recomiendan las siguientes pautas de uso:

- Aplicar la mascarilla sobre la piel limpia y seca
- Dejar actuar de 5 a 20 minutos
- Retirar con agua tibia y secar delicadamente

Las mascarillas pueden favorecer también a la relajación de nuestro organismo, ya que suelen aplicarse como un ritual de belleza, por lo que se recomienda estirarse y relajarse durante los minutos de aplicación.. de esta forma no sólo nuestra piel estará más resplandeciente, sino que nosotras nos sentiremos mucho mejor también!

Y seguro que te estás preguntando… ¿y las rodajas de pepino en los ojos? Pues sí, ¡funcionan! Gracias a su alto contenido en agua y el frescor que aportan ayudan a hidratar la fina piel del contorno de los ojos y a reducir las bolsas y ojeras.

Banner Dermocosmetica
Publicado en A flor de piel

Publicado por Rosa Hernández

Mi experiencia de más de 30 años dedicada a la dermocosmética me permite mirar tu piel, sentirla y sacarle el máximo partido trabajando juntas tu tratamiento facial con una sencilla rutina. Me encanta descubrir en la alimentación pautas nuevas para mejorar mi equilibrio físico y emocional. La meditación forma parte de mi vida diaria y los paseos por la montaña con Beltza, mi perra, son mis momentos de reflexión y motivación personal


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies