Blog

super MAMÁS

Por qué deberías darle un masaje a tu bebé todos los días…

Por qué deberías darle un masaje a tu bebé todos los días…

  • Publicado por Cati el Lunes, 07 de Septiembre de 2015
Cuando hablamos de “hacer un masaje” nos viene a la cabeza un estado de relajación y bienestar, pero el masaje infantil, además de aportar relajación y bienestar tiene otros muchos beneficios igual o más importantes.

¿Y cuáles son estos beneficios?

1. Interacción
Interaccionar con nuestros hijos a través del masaje crea confianza e intimidad, creando vínculos esenciales para una buena salud “emocional”. Mecer, besar, mimar, masajear ayudan a nuestro hijo a crecer.

2. Estimulación
La sensibilidad de la piel es la función que se desarrolla antes, y es imprescindible para vivir. Hay estudios en niños prematuros que demuestran que el masaje estimula los sistemas respiratorio, circulatorio y gastrointestinal y que activa el desarrollo del sistema neurológico.

3. Alivio
Para el caso de los cólicos del lactante puede ser muy beneficioso un masaje abdominal con movimientos específicos. Ayudaremos a expulsar los gases, liberaremos tensiones, y ayuda a madurar el sistema nervioso-digestivo, acelerando la producción de mielina.

4. Relajación
El masaje debe ser un momento de relajación, y por ello es muy importante que el niño sienta a sus padres (o persona que le haga el masaje) relajados para poder imitarlos durante el masaje. Si hemos tenido un día duro y nos notamos con tensión es esencial primero relajarnos antes de realizar el masaje para conseguir los efectos beneficiosos que esperamos.

Por todos estos beneficios te animamos a profundizar en este tema, y si ya conoces los movimientos te recordamos unos pasos básicos que debes tener en cuenta:

- Escoge el lugar y momento adecuado. Es ideal que cada día sea a la misma hora y en un lugar cálido y tranquilo.

- Vigila la posición. Es muy importante que estés cómodo para conseguir todos los beneficios. Durante los 6 primeros meses de vida de tu bebé es cómodo realizarlo sentado en el suelo tocándose las plantas de los pies y tu bebé situado entre medio. Cuando ya es más mayor puedes ayudarte de alguna camilla o similar.

- Puedes utilizar aceite de masaje. Asegúrate que sea apto para bebés (vigila con los aceites esenciales). También podría realizarse con leche hidratante, pero en invierno puede resultar muy fría.

- Antes de realizar el masaje debes enseñar las palmas de la mano a tu niño y le pides permiso para realizar el masaje. Es un pequeño ritual de respeto, y además es una pista de la llegada de su masaje diario.

Espero haberte animado a aprender o a seguir practicando con las técnicas del masaje infantil porque “no hay nada que perder pero mucho por ganar”, frase que me quedó grabada en el primer taller que participé con mi hijo Ferrán.

Banner Infantil
Publicado en Cuida tu Peke

Publicado por Cati

Farmacéutica dedicada y enóloga en sueños. Me implico al máximo en todo lo que hago, y la constancia en las cosas es mi clave. Soy madre de 2 niños, y compagino casa con trabajo, siempre encontrando un momento para practicar mi afición, el tac-fit.


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies