Blog

super BEAUTY

Cómo cuidar la piel seca

Cómo cuidar la piel seca

  • Publicado por Rosa Hernández el Miércoles, 30 de Septiembre de 2015
Una de las molestias cutáneas más corrientes, sobretodo con la llegada del frío, es la sequedad de la piel del cuerpo. Esta se manifiesta en un principio con una ligera tirantez o aspereza después de la ducha, pero si no se cuida adecuadamente poco a poco puede adquirir un aspecto escamoso y presentar picor.

En caso de pieles muy secas puede incluso empezar a dañarse y presentar grietas con una picazón muy intensa.

¿Por qué tengo la piel seca?

Existen múltiples causas que contribuyen a la piel seca pero podríamos destacar 2 grandes grupos: los factores internos y los factores externos:

- Factores internos: tanto la genética como los desajustes hormonales pueden afectar a nuestra piel, influyendo en sus niveles de humedad y lípidos, causantes de la piel seca. Además, a medida que la piel enveceje, el número de glándulas sebáceas y sudoríparas del cuerpo se reduce, y por tanto, disminuye su capacidad para retener humedad.

- Factores externos: los factores externos dañan la barrera cutánea de nuestra piel, aumentando así la pérdida de humedad de la misma. Algunos de estos desencadenantes externos son:

Clima: el aire muy caliente, muy frio o demasiado seco, así como los rayos UV, alteran la función barrera de la piel.

Productos inadecuados: el uso de productos de limpieza y cuidado demasiado agresivos, destruyen los lípidos naturales de nuestra piel, así como también su función barrera.

Tabaco: las muchas toxinas del tabaco favorecen el envejecimiento prematuro de la piel y, por tanto, la sequedad de la misma.

Medicamentos: algunos medicamentos tienen efectos secundarios desecantes, por lo que deberían ser siempre acompañados de una pauta de cuidado cutáneo. Un ejemplo de estos medicamentos son los diuréticos, algunos antibióticos y las isotretinoinas orales para el tratamiento del acné.

¿Cómo debo cuidar mi piel seca?

Para la limpieza de la misma es importante utilizar productos que no contengan jabón para así mantener intacta la función barrera de nuestra piel. De igual forma, es recomendable secarse con una toalla dándose pequeños toques, en lugar de frotar.

Una vez limpia es muy importante aplicar una crema hidrante y/o nutritiva por todo el cuerpo, que contenga activos con el objetivo de restablecer el equilibrio de humedad en la piel (glicerina, urea, ceramidas, glicerol, etc.).

Tanto para los productos de limpieza como los de cuidado es muy importante que no contengan agentes irritantes como perfumes o colorantes.

Y por último, pero no por ello menos importante, es recomendable beber cada día una cantidad suficiente de agua para así favorecer la hidratación desde el interior!

Banner Dermocosmetica
Publicado en A flor de piel

Publicado por Rosa Hernández

Mi experiencia de más de 30 años dedicada a la dermocosmética me permite mirar tu piel, sentirla y sacarle el máximo partido trabajando juntas tu tratamiento facial con una sencilla rutina. Me encanta descubrir en la alimentación pautas nuevas para mejorar mi equilibrio físico y emocional. La meditación forma parte de mi vida diaria y los paseos por la montaña con Beltza, mi perra, son mis momentos de reflexión y motivación personal


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Esta web utiliza cookies. Ver política de cookies Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +