Blog

super MAMÁS

Tengo un gato y me acabo de quedar embarazada, ¿y ahora qué?

Tengo un gato y me acabo de quedar embarazada, ¿y ahora qué?

  • Publicado por Paloma Sastrón el Viernes, 15 de Febrero de 2019
Te contamos todo lo que debes saber sobre la toxoplasmosis: mitos y realidad.

Siempre hemos oído que los gatos y las mujeres embarazadas no se deben mezclar. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Es quedarse una embarazada y los nombres de LISTERIA Y TOXOPLASMOSIS empiezan a revolotear por la cabeza. Que si lava las verduras, que si no comas carne cruda… Adiós al jamón y al sushi por una temporada.

La listeria y la toxoplasmosis son infecciones producidas por bacterias que en el embarazo cobran mayor importancia porque pueden afectar al feto.

Aunque en este post vamos a hablar de toxoplasmosis y gatitos, déjame hacerte un apunte rápido sobre la listeria. El problema de la bacteria que produce listeria es que tiene predilección por la placenta, y por lo tanto, puede producir daños en el feto. Otra de sus características maléficas es que es muy resistente al calor. Mientras que otras bacterias mueren en cuanto hay calorcito, listeria sigue tan pancha.

Es por esto que:
- Debes cocinar la carne o el pescado a más de 50 grados.
- Lava muy bien frutas y verduras,
- Puedes utilizar un desinfectante alimentario.

¿Qué es la toxoplasmosis y por qué tiene tanta importancia en mujeres embarazadas?

La toxoplasmosis es una infección producida por un parasito que responde por Toxoplasma gondii. Sobre todo cuando su madre se enfada y le llama por el nombre completo, como todas las madres. Podemos infectarnos de este parasito a través de huevos suyos que se encuentren en frutas, verduras carne cruda o poco cocinada. El Toxoplasma igual que listeria le gusta investigar por el cuerpo de la mujer embarazada y sobre todo tiene afinidad por la placenta.

post- toxoplasmosis

Entonces… ¿Qué tienen que ver los gatos?

Determinados gatos pueden ser portadores del parasito. Si el gato es aventurero, sale a la calle y caza ratones (obviamente se los come sin cocinar) podemos tener un problema. Los huevos de Toxoplasma pueden estar en las heces y al limpiar el arenero… te puedes infectar. Otro escenario de posible contaminación se puede dar si el gato come carne cruda o poco cocinada.

post- toxoplasmosis

En definitiva si tu minino no sale de casa y no come carne cruda y es más doméstico que un mueble, no debería haber ningún problema con convivir con una mujer embarazada.

Pero… ¡Mi gato se acaba de escapar! ¿Qué hago? Lo primero que debes hacerle es un análisis para descartar la enfermedad.

¿Cómo puedo saber si estoy infectada por Toxoplasma gondii?

Es difícil saberlo porque en la madre puede cursar casi sin que se entere. Se enteraría por algún análisis de sangre rutinario donde varios parámetros se verían alterados. Si se sospecha de la enfermedad, lo más importante es confirmar si el feto está infectado mediante una amniocentesis (punción abdominal para extraer una muestra de líquido amniótico).

Tu bebé tiene un mayor riesgo de contraer toxoplasmosis si la infección aparece en el tercer trimestre y un menor riesgo si aparece durante el primero El tratamiento en caso de infección serían antibióticos vía oral.
Si te has infectado antes de quedarte embarazada, no te preocupes porque no influye en el embarazo.

Medidas higiénicas para evitar la infección

• Si estás embarazada y tienes un gato en casa, estás de suerte porque vas a estar 9 meses sin limpiar el arenero. Si no te  queda más remedio usa  guantes, ya que los huevos de Toxoplasma pueden estar en las heces del gato.
• Lava frutas y verduras con un desinfectante alimentario. No altera el sabor ni la textura de los alimentos y elimina en 15  minutos varias bacterias y  virus (E. coli, Klebsiella, Candida albicans, Poiliovirus, HIV-1…)
• Cocinar la carne cruda a más de 70 grados o congelarla previamente.
• Evitar los embutidos curados (el proceso de curación no elimina el parásito).
• Si te gusta trabajar el huerto o la jardinería, asegúrate de llevar guantes (los huevos se pueden meter debajo de las uñas).
• Si estás manipulando carne cruda o alimentos crudos no utilices los mismos utensilios (el mismo cuchillo para trocear todo,  por ejemplo).
• Si tienes un gato y un arenero para que jueguen los niños en el jardín, tápalo cuando no lo estén usando para que el gato no  lo utilice como baño.

Banner Embarazo Lactancia
Publicado en Voy a ser Supermamá

Publicado por Paloma Sastrón

Paloma Sastrón, farmacéutica de profesión y especialista en marketing digital. Paloma quiere llevar el consejo farmacéutico a todos los rincones de internet con sus posts. Su característico toque de humor, su lenguaje coloquial y las anécdotas de su época en la botica te van a sacar una sonrisa.


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Esta web utiliza cookies. Ver política de cookies Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +