Blog

super MAMÁS

¿Puedo comer embutido o jamón serrano durante mi embarazo?

¿Puedo comer embutido o jamón serrano durante mi embarazo?

  • Publicado por Cati el Lunes, 14 de Septiembre de 2015
Una de las mayores preocupaciones y precauciones durante el embarazo es la pregunta que da título a este post: ¿puedo comer embutido o jamón serrano durante el embarazo?

Si estás embarazada, en tu primera analítica, el ginecólogo controlará si a lo largo de tu vida has estado infestada por el Toxoplasma Gondii, el parásito causante de la toxoplasmosis. De esta forma sabrás si puedes o no consumir embutidos durante el embarazo de forma segura.

¿Qué es la toxoplasmosis y qué tienen que ver los embutidos?

La Toxoplasmosis es una infección parasitaria que, en el caso de contraerla por primera vez durante el embarazo, puede poner en peligro la salud del bebé.

La gravedad de la enfermedad depende del momento en que la mamá gestante se contamina. Si ésta se produce durante el primer trimestre de embarazo, a pesar de que el paso transplacentario es difícil, el feto puede correr graves riesgos en el desarrollo del sistema nervioso que podrían determinar trastornos visuales, retraso psicomotor e incluso alteraciones del desarrollo cognitivo, la llamada tríada de Savin, que podría incluso llegar a producir el aborto. Si la infección se produce a finales del segundo trimestre o durante el tercer trimestre, las consecuencias para el feto suelen ser menos frecuentes y de menor gravedad, aunque la infestación, debido al incremento de la permeabilidad de la placenta, es mucho más factible.

¿Y cómo se transmite?

- La trasmisión más frecuente es a través de los gatos: por contacto directo o por la tierra donde depositan las heces.

- También se trasmite por ingesta de carne cruda o poco cocida (principalmente de cerdo) y embutidos poco curados. (Con la carne cocinada no hay problema, ya que el toxoplasma muere con las altas temperaturas de cocción.

Consejos para evitar la infección:

- Evitar el contacto con gatos.

- Si tienes un gato en casa, y tú has dado negativo en Toxoplasmosis, lo primero que se debería hacer es un análisis al gato para saber si pasó la infección o no. Una vez que la ha pasado, queda inmunizado y ya no puede contagiarla. Por lo tanto si el gato pasó la enfermedad, se acabó el problema. Si no la pasó, la posibilidad de que el gato la adquiera es muy remota. Si es un gato que nunca sale de casa, la única posibilidad de que se contagie es comiendo carne cruda, por lo que deberás evitarlo. Y para más seguridad, lávate las manos cada vez que tengas contacto directo con el gato y encarga la limpieza del cajón de sus excrementos a otra persona, vaciándolo y desinfectándolo diariamente.

- Suprime la ingesta de carne cruda, poco cocida y embutidos. Hay una solución para poder consumirla de forma segura y es congelándola al menos durante 3 días a temperatura inferior a -10ºC (debes asegurarte que tu congelador cumple este requisito) y después dejarlo descongelar lentamente.

- Lavar cuidadosamente ensaladas y verduras que se coman crudas que hayan podido estar en contacto con heces de gatos.

Así que ya sabes, si consumes jamón york, pavo, mortadela… no hay problema pero con jamón serrano o embutidos debes tener en cuenta los consejos de este post!

Banner Embarazo Lactancia
Publicado en Voy a ser Supermamá

Publicado por Cati

Farmacéutica dedicada y enóloga en sueños. Me implico al máximo en todo lo que hago, y la constancia en las cosas es mi clave. Soy madre de 2 niños, y compagino casa con trabajo, siempre encontrando un momento para practicar mi afición, el tac-fit.


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Esta web utiliza cookies. Ver política de cookies Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +