Blog

super MAMÁS

Educa comiendo

Educa comiendo

  • Publicado por Cati el Lunes, 07 de Diciembre de 2015
La escuela infantil de mis hijos participa en un proyecto educativo junto con Caprabo y Encís para fomentar la difusión de hábitos saludables en la alimentación desde la primera infancia. Hace unos días acudí a una charla que ofrecía una nutricionista para los padres y nos dio algunos consejos que me parecieron interesantes para compartir en nuestro blog.

Es importante compartir y unificar entre familia, escuela y pediatra los criterios en la alimentación e introducción de nuevos alimentos. Si todos trabajamos en la misma línea daremos más seguridad a nuestro hijo y que vaya aceptando mejor los cambios. Además debemos intentar compartir comidas y cenas con nuestros hijos siempre que sea posible porque los padres actuamos de espejo, y es primordial que vean cuando, qué y cómo comemos.

Me pareció un dato curioso que para que un niño acepte un nuevo alimento debe haberlo probado unas 20 veces, así que no nos desesperemos si al principio de introducir un nuevo alimento muestra rechazo, a base de insistir se consigue el objetivo☺.

Otro punto básico es crear hábitos y rutinas en el momento de las comidas, porque es la manera que los niños interioricen el qué y cómo se debe hacer en cada momento.

Y, ¿cuáles pueden ser estas rutinas? Pues te exponemos unos ejemplos:

- Lavar las manos antes y después de cada comida.

- Dejar el babero en un cajón o lugar accesible para que se lo pueda colocar él/ella mism@.
Asimismo, cuando acaben de comer que lo puedan guardar ellos mismos.

- Que nos ayuden a poner y a quitar la mesa. Al principio necesitarán más ayuda y atención por nuestra parte pero poco a poco controlaran la situación y aprenderán a respetar y cuidar el material.

- Sentarse con una postura adecuada sin levantarse de la mesa durante la comida. En ello nuestro comportamiento es básico para actuar de espejo frente a lo que estamos exigiendo.

- Potenciar su autonomía. Al principio deberemos permitir que manipulen la comida con las manos para después utilizar los cubiertos correctamente.

- Durante la comida podemos hablar de las características de los alimentos: frío, caliente, mucho, poco… para potenciar su desarrollo y conocimiento.

- A partir de los 2 años los niños pueden servirse ellos mismos la comida y potenciaremos los conceptos de : mucho, poco, menos y más.

- Potenciar que beban agua con el vaso.

El proceso de aprendizaje de los hábitos alimentarios es especialmente importante durante los primeros años de vida, no solo para el buen estado nutricional y desarrollo de nuestro hijo sino también porque se consolidarán los hábitos saludables para cuando sean adultos.

Banner Infantil

Publicado por Cati

Farmacéutica dedicada y enóloga en sueños. Me implico al máximo en todo lo que hago, y la constancia en las cosas es mi clave. Soy madre de 2 niños, y compagino casa con trabajo, siempre encontrando un momento para practicar mi afición, el tac-fit.


0 Comentarios

Añadir un nuevo comentario

¿Para qué dejar un comentario?

Anímate a utilizar este método si:

  • Quieres realizar alguna pregunta para que la conteste uno de nuestros expertos
  • Quieres compartir tus consideraciones acerca de nuestra publicación.

Gracias por colaborar!!! ;-)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Política de cookies